Menu

presentación

Inspection training. Photo credit : Lt. Corey Barker/US NavyInspection training. Photo credit : Lt. Corey Barker/US Navy

El régimen de no proliferación es esencial y conviene consolidarlo, pero depende en gran parte de la voluntad de los Estados de aplicarlo, de sancionar las infracciones y de frenar la proliferación.

Francia considera que es particularmente importante que se consoliden esfuerzos concretos para prevenir y poner trabas a la proliferación. Se trata en particular de controlar mejor las exportaciones, de controlar el acceso a las informaciones más sensibles, de trabar los tráficos proliferantes, de criminalizar las actividades proliferantes y de reprimir su financiación.

A escala interna, Francia ha desarrollado controles estrictos de la exportaciones. Por otra parte, ha empezado a reforzar su dispositivo de lucha contra la proliferación. En este contexto, el parlamento francés debate actualmente un proyecto de ley que refuerza los medios jurídicos de lucha contra la proliferación. Una instrucción interministerial adoptada a mediados de 2009 tiene por finalidad reforzar la eficacia de la acción del Estado en materia de lucha contra la proliferación, mejorando la coordinación interministerial y movilizando todas las administraciones y todos los servicios interesados.

A escala internacional, Francia participa activamente en los esfuerzos para luchar con más eficacia contra la proliferación. Francia participa en este contexto en varias iniciativas informales que se llevan a cabo fuera de los foros tradicionales, cuando dichas iniciativas pueden ser eficaces para el esfuerzo colectivo contra la proliferación de las armas de destrucción masiva : iniciativa de seguridad contra la proliferación (PSI), cuya finalidad es interceptar los cargamentos relacionados con programas de adquisición de armas de destrucción masiva ; iniciativa global contra el terrorismo nuclear ; Cooperación Mundial del G8 (PMG8), cuya finalidad es reducir los riesgos nucleares, químicos y biológicos con origen en la antigua URSS ; promoción de la aplicación de la resolución 1540 del Consejo de Seguridad, que pide a todos los Estados que refuercen sus medidas nacionales en este campo ; trabajos en curso del GAFI sobre la represión de la financiación de la proliferación. Las acciones en este campo deben respetar el derecho legítimo de los Estados a beneficiarse de las tecnologías necesarias para su desarrollo.

La Unión Europea también consolida su acción concreta en este campo mediante la adopción de los « Nuevos ejes de acción contra la proliferación », impulsados por la presidencia francesa en el segundo trimestre de 2008, que constituyen un programa de trabajo sobre estos temas.

Partager