Menu

Seguridad nuclear y lucha contra el terrorismo nuclear

Piratox Exercise. Photo credit : SDISPiratox Exercise. Photo credit : SDIS

Como queda demostrado en el Libro Blanco del Gobierno sobre la seguridad interior frente al terrorismo, Francia toma muy en serio los riesgos inherentes a la aparición de una forma de terrorismo nuclear.

Aunque la evolución reciente del terrorismo mundial hacia formas atomizadas favorezca que se recurra a acciones que utilizan modos operativos menos sofisticados y de un control menos delicado desde el punto de vista técnico, nada permite excluir un movimiento inverso, debido principalmente a la necesidad de renovarse para manipular el terror.

Cierto es que el riesgo de que un grupo terrorista se dote de un arma nuclear es hoy por hoy reducido, pero no es nulo, en particular si ese grupo terrorista pudiera contar con la ayuda de un Estado. Los terroristas también pueden prever una agresión contra instalaciones nucleares o un atentado radiológico (dispersión de materias radioactivas).

En ese contexto, la comunidad internacional se ha movilizado adoptando numerosos instrumentos y dispositivos internacionales.

Naciones Unidas

En 2002, la Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó una resolución presentada por la India y copatrocinada con Francia, titulada « Medidas para impedir que los terroristas accedan a las armas de destrucción masiva »

La amenaza particular que pudiera proceder del terrorismo nuclear se aborda también en el marco de la Estrategia Mundial de las Naciones Unidas. El equipo especial de lucha contra el terrorismo, instalado desde 2005 y dependiente del Secretario General de las Naciones Unidas, cuyo coordinador, don Jean-Paul Laborde, es uno de nuestros compatriotas, ha creado un grupo de trabajo (al que pertenece el OIEA) encargado más específicamente de la « Prevención de los ataques perpetrados con armas de destrucción masiva, e intervención en caso de producirse tales ataques ».

Francia ha firmado las trece convenciones sectoriales en materia de lucha contra el terrorismo, negociadas en las Naciones Unidas, y ha iniciado los trámites necesarios a la ratificación de la Convención de 2005 para la represión de los actos de terrorismo nuclear. Francia preconiza la universalización de estas convenciones, que constituyen un conjunto completo y coherente en materia de lucha contra el terrorismo, y propone una asistencia en este sentido a los Estados que lo consideren necesario.

En abril de 2004, las Naciones Unidas franquearon una etapa crucial con la adopción de la resolución 1540 del Consejo de Seguridad, que se propone prevenir el riesgo de adquisición de ADM y de sus sistemas vectores por terroristas. El texto es tanto más importante porque forma parte del artículo VII de la Carta, lo que hace posible que el Consejo pueda pedir a los Estados que adopten medidas específicas para ajustarse a sus obligaciones.

Acorde al principio de esta resolución, Francia considera que el control de las exportaciones sensibles contribuye a reducir el riesgo de que los terroristas accedan a dichos materiales, instalaciones, equipos y tecnologías que puedan servir a desarrollar armas de destrucción masiva. Promotor activo, Francia lanzó en octubre de 2009 la iniciativa de un seminario sobre los retos de la aplicación de la Resolución 1540 en el Golfo.

OIEA

Francia sostiene, financieramente y con las contribuciones de sus expertos, la acción del OIEA en materia de protección contra el terrorismo nuclear y radiológico. Promueve en particular la aplicación del Código de Conducta de la seguridad y protección de las fuentes. La Unión Europea es el principal contribuidor de los fondos del OIEA para la seguridad nuclear, con una participación que supera los 20 millones de euros desde 2004.

El OIEA también ha adoptado recientemente su tercer plan de seguridad nuclear (2010-2013), que insiste particularmente en :

- el desarrollo de un conjunto completo de documentos del OIEA en el marco de la Nuclear Security Series,
- la asistencia legislativa y asistencia a la adhesión y puesta en aplicación de los principales instrumentos internacionales pertinentes,
- los recursos humanos para aplicar a largo plazo medidas de seguridad nuclear,
- la reducción de los riesgos (prosiguiendo las acciones del Organismo, a la demanda de los Estados interesados, para reforzar medidas de protección física de las instalaciones existentes, desarrollo de los sistemas nacionales de contabilidad y control, vigilancia de las fronteras).

Por otra parte, Francia alienta la definición y aplicación de normas nacionales eficaces para garantizar la seguridad de los stocks y la manipulación de los materiales sensibles, para prevenir con eficacia su utilización indebida por terroristas. A tal efecto, considera que la Convención sobre la Protección Física de los Materiales Nucleares (CPPMN), adoptada bajo auspicio del OIEA, constituye un elemento importante de la lucha contra el terrorismo nuclear. Contribuye activamente a la consolidación de sus disposiciones y ha lanzado el trabajo preparatorio necesario para ratificar la enmienda de 2005 de dicha Convención.

Otras iniciativas internacionales

Francia sostiene las iniciativas internacionales que contribuyen a prevenir la proliferación y a disminuir el riesgo de una utilización malintencionada, o con fines terroristas, de los materiales nucleares o radioactivos. Participa en los esfuerzos colectivos realizados en el marco de la Global Threat Reduction Initiative (GTRI) o de la Iniciativa global para combatir el terrorismo nuclear
 1
, de la Unión Europea y en el G8
 2
.

Acciones concretas

Francia realiza acciones de campo de prevención del riesgo terrorista. En 2002, cooperó con el OIEA para buscar, localizar y poner en seguridad fuentes radioactivas “huérfanas” en Georgie. En 2003, en cooperación con las autoridades marfileñas y el OIEA, procedió a la evacuación de Costa de Marfil de un irradiador y sus fuentes de cesio.

En 2009, Francia prolongó el arreglo práctico celebrado con el OIEA, que se propone establecer un plan francés de cooperación y ayuda para contribuir a la aplicación del Plan de actividades del OIEA y de su programa relativo a la seguridad nuclear.

El plan de apoyo, coordinado por el CEA, es el mecanismo de cooperación en cuyo marco el Gobierno de la República Francesa puede aportar una ayuda técnica al Plan de actividades del OIEA y a los trabajos realizados por éste en los ámbitos de la seguridad nuclear y la protección contra el terrorismo nuclear.

Cubre esencialmente temas relacionados con la protección física, la seguridad de las fuentes de radiación, la mejora de los sistemas nacionales y la adhesión a los instrumentos internacionales pertinentes. Su principal objetivo es reforzar las capacidades nacionales respecto a la organización de la seguridad, la legislación, cuestiones de metodología y periciales y, más generalmente, la cultura de la seguridad.

En el marco de este Plan, Francia ha podido, entre otras acciones, participar en numerosas misiones periciales organizadas por el OIEA y ha permitido a Pakistán, por ejemplo, dotarse de vehículos de intervención (para el embargo o la detección de materiales nucleares o radioactivos en las fronteras). También fue en este marco como pudo llevarse a cabo la misión de identificación y evaluación previa a una operación de recuperación de fuentes radioactivas en Madagascar.

Cumbre de la seguridad nuclear (abril de 2010)

Al margen de la reunión del G8 de L‘Aquila, el presidente Obama anunció que los días 12 y 13 de abril de 2010 se celebrará una cumbre sobre la seguridad nuclear. Francia se implicará plenamente en la preparación de este encuentro de primer orden, velando muy particularmente por que brinde la oportunidad de reforzar la eficacia de los instrumentos existentes mediante un esfuerzo de coherencia.

Recuadro sobre el inventario de materiales nucleares en situación de crisis

A la demanda de los poderes públicos, el Instituto de Radioprotección y Seguridad Nuclear (IRSN), organiza con regularidad ejercicios de inventario en situación de crisis de los materiales nucleares presentes en una planta. La finalidad de estos ejercicios es probar las cadenas de decisión y la coordinación de los distintos intervinientes (titulares de explotación, poderes públicos). Consisten en efectuar en unas horas un inventario de los materiales nucleares que se encuentran en una o varias instalaciones para confirmar o infirmar la existencia de actos delictivos (robo o uso indebido de los materiales nucleares o incluso actos de sabotaje).

Fuente : Informe 2008 del IRSN

Para más información

- Leer la declaración nacional presentada por Francia (en francés)

- Página web de la Presidencia de la República (en francés)

Partager

1

La Iniciativa Global para Combatir el Terrorismo Nuclear (GICNT)

La Iniciativa Global para Combatir el Terrorismo Nuclear (GICNT), que cuenta hoy con la participación de 76 Estados, se propone reforzar las capacidades nacionales e internacionales para luchar contra la amenaza de actos de terrorismo nuclear e impedir que los terroristas accedan a los materiales nucleares y radioactivos. Se organiza en torno a comunicaciones regionales o mundiales cuyo objetivo es :
- la mejora de la seguridad de las instalaciones y de las técnicas de lucha contra el terrorismo nuclear ;
- la difusión a gran escala de una cultura de la seguridad de las instalaciones, de los materiales nucleares y de las substancias radiológicas.

2

Recuadro PMG8

Durante la Cumbre de Kananaskis de 2002, el G8 adoptó seis principios para que los materiales nucleares, radiológicos, biológicos o químicos no pudieran caer en manos terroristas : 1) universalización, consolidación de los tratados y de las instituciones correspondientes ; 2) protección de la producción y del almacenamiento de los bienes sensibles ; 3) protección física de las instalaciones ; 4) intensificación de los controles en las fronteras ; 5) medidas materiales de control de las exportaciones y de los transbordos ; 6) gestión de los stocks de materiales fisionables, eliminación de las armas químicas, control de los agentes patógenos peligrosos).

Esta cooperación con Rusia, y posteriormente con Rusia y Ucrania, pretende reducir la amenaza procedente del mantenimiento de los arsenales de armas no convencionales (nucleares, biológicas y químicas) de la antigua URSS. En la línea de la iniciativa del G8, en junio de 2003 se adoptó, en la cumbre de Evian, un Plan de acción específico sobre la seguridad de las fuentes radioactivas. Francia es muy activa en esta cooperacióny mantiene el esfuerzo iniciado velando por que éste se centre en la lucha contra la proliferación y el riesgo de que las armas no convencionales se utilicen para fines terroristas.