Menu

Bienvenido al FAQ

En esta sección encontrará una compilación de las preguntas que nos hacen con más frecuencia. Las preguntas se han agrupado por temas, según la siguiente lista :

- No proliferación
- Desarme
- Energía nuclear civil

¿No estará guiada su política de exportación por consideraciones meramente mercantiles ? ¿No es peligrosa ?

Hay una creciente demanda, especialmente por los países en desarrollo, para acceder a la energía nuclear civil, todo ello en un contexto de preocupación incesante por la seguridad energética y el cambio climático. Es una realidad y no podemos hacer caso omiso de esas demandas.
Por otra parte, todos nos hemos comprometido, en el marco del TNP, a promocionar el desarrollo de la energía nuclear civil. Como ya ha subrayado en varias ocasiones el Presidente de la República, especialmente en su primer discurso en la ONU, estamos dispuestos a compartir nuestra experiencia reconocida con todos los países que respeten escrupulosamente todas sus obligaciones internacionales, en particular las que se derivan del TNP, y que desarrollen actividades con fines pacíficos y de buena fe.

Sin embargo, no podemos olvidar los riesgos específicos asociados al desarrollo de la energía nuclear porque plantea retos esenciales para la seguridad colectiva. Para garantizar la seguridad de todos, Francia considera necesario promocionar un desarrollo de la energía nuclear civil responsable, es decir, que garantice el cumplimiento de las más altas exigencias de no proliferación y seguridad nuclear física y tecnológica. La política nuclear exterior de Francia se enmarca pues en un contexto riguroso, transparente y multilateral.

En materia de exportaciones nucleares, Francia tiene una política clara, que consiste en distinguir, por una parte, el suministro de reactores basados en una tecnología no proliferante (los reactores de agua ligera) y en el suministro del combustible necesario para que funcionen y, por otra, en la exportación de tecnologías del ciclo, enriquecimiento y reproceso. La política de Francia es exportar solamente esas tecnologías sensibles en circunstancias particulares, económica y técnicamente justificadas por el país beneficiario, y que no presenten ningún riesgo de proliferación.

Por otra parte, para exportar tecnologías nucleares, Francia impone que las instalaciones construidas estén bajo el control del OIEA. Es el caso, por ejemplo, de la planta de reproceso construida en Japón, en Rokkasho-Mura.

Por último, Francia propone desde hace años en los foros de no proliferación que la exportación de las tecnologías del ciclo, enriquecimiento y reproceso, que son más sensibles porque pueden tener un uso tanto militar como civil, responda a criterios más estrictos. Si el Grupo de Suministradores Nucleares (NSG) adopta la política por criterios, el régimen de no proliferación se reforzará de manera considerable.

¿Qua política aplica Francia para la gestión de los residuos radioactivos ?

1. En Francia, todos los residuos radioactivos siguen las mismas reglas sea cual fuere su origen : combustible irradiado de las centrales electronucleares, de los centros de investigación, residuos médicos o residuos procedentes de las actividades nucleares militares. Estos residuos representan 2 kg al año por habitante, de los 2.500 kg de residuos industriales producidos anualmente por habitante. Dada su nocividad potencial para los seres vivos, se aplica una gestión rigurosa basada en tres grandes principios : limitar las cantidades producidas, clasificar los residuos según el tipo, nivel de radioactividad y duración de vida, aislarlos del hombre y del medio ambiente gracias a soluciones seguras y adaptadas a cada tipo de residuo.

2. La política francesa en materia de gestión de los residuos radioactivos, definida por la ley de 28 de junio de 2006 relativa a la gestión sostenible de los materiales y residuos radioactivos, se cita cada vez con más frecuencia como una referencia internacional en este campo.

¿Cómo se decide el nivel de las fuerzas nucleares francesas ?

El nivel de las fuerzas nucleares francesas no depende del de las otras potencias nucleares sino solamente de la percepción nacional de los riesgos y del análisis de la eficacia de la disuasión para proteger nuestros intereses vitales. Se enmarca en el respeto del principio de « estricta suficiencia », cuyo nivel se valora periódicamente. En virtud de ese principio de estricta suficiencia, el arsenal francés se mantiene en el nivel más bajo posible que sea compatible con el estado del contexto estratégico y la evolución previsible de la amenaza. Según se indica en el Libro Blanco de la defensa y seguridad nacionales, « el nivel de suficiencia seguirá siendo objeto de una apreciación cuantitativa ‑en cuanto al número de transportadores, misiles, armas‑ y cualitativa a la vez, tomando en cuenta las defensas que se podrían oponer a nuestras fuerzas. Esta apreciación se presenta con regularidad al Presidente de la República y se actualiza en el marco del Consejo de Defensa restringido sobre el armamento nuclear. »

¿Cuál es la posición de Francia respecto al desarme nuclear ?

- Francia persigue el objetivo de un mundo más seguro, que permita cumplir todos los objetivos fijados por el TNP, ya se trate de no proliferación, de desarme o del acceso a la energía nuclear para usos pacíficos.

- Francia tiene un enfoque concreto del desarme : más allá de las palabras, lo que hay que mirar son los hechos. Desde este punto de vista, Francia ha adoptado decisiones irreversibles, que no tienen equivalente. Después del considerable camino recorrido desde hace diez años, el Presidente de la República ha subrayado su voluntad de que Francia siga contribuyendo al desarme ; ha anunciado, en particular la reducción de la tercera parte del componente aerotransportado.

- Junto a las ambiciosas medidas adoptadas a escala nacional, Francia también ha querido convencer a sus socios para que se comprometan con más determinación en pro del desarme nuclear. En Cherburgo, el Presidente de la República subrayó en efecto un principio esencial para proseguir con el desarme, la reciprocidad, y presentó propuestas ambiciosas haciendo un llamamiento a las potencias nucleares para que se comprometieran resueltamente de aquí a la conferencia de examen del TNP de mayo de 2010. Basándose en estas propuestas, la Unión Europea, impulsada por la presidencia francesa, ha adoptado un ambicioso plan de acción en materia de desarme, que fue rubricado por los 27 jefes de Estado y de Gobierno durante el Consejo Europeo de diciembre de 2008.

- Deseamos que todas las potencias nucleares se unan a nosotros para promocionarlo ; sólo se puede avanzar en el desarme si se comparte unánimemente la voluntad de hacerlo. La prosecución del desarme reposa en la confianza, la transparencia y la reciprocidad.

Junto a sus socios europeos, Francia insiste en la entrada en vigor del Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos nucleares (TPCE), la apertura de la negociación sobre un tratado que prohíba la producción de materiales fisionables para las armas nucleares (« cut off »), y la reducción de los dos arsenales nucleares más considerables, el ruso y el estadounidense. Aparecen perspectivas para ello y Francia se felicita. En particular, un nuevo acuerdo de control del armamento entre Estados Unidos y Rusia es una prioridad en materia de desarme : ambos países siguen poseyendo casi el 95 % del stock mundial de armas nucleares.

- Por último, es importante no desconectar el desarme nuclear de la seguridad colectiva y del estado del contexto estratégico. Nuestro objetivo fundamental es, no lo olvidemos, mejorar la seguridad internacional.

¿Por qué relacionar siempre el desarme nuclear, el desarme general y completo, y el contexto estratégico ?

El desarme nuclear no es un objetivo que pueda separarse de la seguridad colectiva. Así lo reconoce, por otra parte, el TNP (el artículo VI, que relaciona desarme nuclear y desarme general y completo). En particular, las preocupaciones de algunos países no sólo conciernen a las posiciones y los arsenales nucleares sino también a la defensa antimisiles, las capacidades convencionales o el espacio. Por tanto, debemos tomar en cuenta todas las condiciones políticas y estratégicas que hacen posible el desarme nuclear y determinan el ritmo de su avance. Hay que trabajar para mejorar las condiciones de seguridad internacional para avanzar hacia un mundo más seguro.

¿No sería necesario reforzar los esfuerzos de desarme para luchar con más eficacia contra la proliferación ?

- Hay quien considera que serían necesario más esfuerzos de desarme para que se pueda avanzar en la no proliferación.

- Este punto de vista es contestable. Cabe preguntarse si eliminando más armas nucleares lograremos realmente convencer a los países que incumplen sus obligaciones internacionales de que deben cumplirlas. Examinemos los hechos. A mediados de la década de 1990, algunos países desarrollaron o aceleraron un programa nuclear clandestino. Sin embargo, al mismo tiempo, los Estados poseedores de armas nucleares habían iniciado un decido proceso de desarme nuclear y de control del armamento, ya fuera unilateralmente (como Francia y Reino Unido), bilateralmente (Estados Unidos y Rusia) o multilateralmente (con la extensión indefinida del TNP en 1995 y la firma del TPCE en 1996).

- Por el contrario, la agravación de las crisis de proliferación desanima a proseguir con las reducciones nucleares. El desarme sólo es posible cuando existe un sentimiento de seguridad y confianza.

- En vez de crear relaciones teóricas, hay que avanzar en todos los frentes al mismo tiempo. Ese es el enfoque elegido y fomentado por Francia.

Los Presidentes Obama y Medvedev han comunicado su intención de celebrar un nuevo acuerdo sobre la reducción de sus arsenales nucleares estratégicos, para suceder al tratado START. Se hicieron anuncios en este sentido durante la cumbre de Moscú, el 6 de julio. ¿Cuál es la posición de Francia ?

- Los presidentes ruso y estadounidense se comprometieron en Londres, el 1 de abril, a iniciar negociaciones sobre un nuevo tratado bilateral que reduzca y limite sus armas estratégicas ofensivas para sustituir al tratado START, y a celebrar dicho acuerdo antes de que expire el tratado START (el próximo 5 de diciembre) El 6 de julio confirmaron este compromiso. Francia se felicita por ello.

- Francia sostiene la prosecución del proceso bilateral estadounidense-ruso de reducción de los arsenales nucleares. La Unión Europea lo ha convertido en un elemento importante de su plan de acción en materia de desarme adoptado durante la presidencia francesa. Es, en efecto, una prioridad en materia de desarme ya que ambos países poseen aún casi el 95 % del stock mundial de armas nucleares.

- Nuevas reducciones de los arsenales nucleares de Rusia y Estados Unidos enviarían una señal muy positiva antes de la conferencia de examen del tratado de no proliferación de 2010.

Partager